21

Mi cabeza dando vueltas, mis ojos abriendo y cerrando instantes. El tiempo medido en el alma puesta en cada movimiento y la esencia de cada imagen tomada, que es un soplo de vida extinto; como una llama encendida que a veces parece ida, pero incluso quieta, arde.

Anuncios