2.1.11

Si viviera en el mar, mi cuerpo sería aire y mis pensamientos peces…
mi alma cabalgaría las olas y contaría sus gotas.
El tiempo se pararía en la luna y el sol me contaría sus penas.
Seríamos uno en el mundo.

Si viviera en el cielo, mi cuerpo sería agua y mis emociones aves,
mi alma flotaría en las nubes y disfrutaría en la lluvia.
El tiempo moriría en el campo y el viento amasaría mis dudas.
Seríamos uno en el mundo, seríamos nada.

Si viviera en la tierra, mi cuerpo sería arena y mis sentimientos flores,
mi alma rodaría en la hierba y descansaría en el río.
El tiempo acabaría encerrado y el fuego abrasaría el dolor.
Seríamos uno en el mundo, seríamos nada, seríamos libres.

Anuncios